Qué comprar en Marrakech

Qué comprar en Marrakech

Siempre parece imposible… hasta que se hace

¿Qué hay más típico que la imagen de una casa marroquí de adobe coloreada por una multitud de alfombras colgadas de su terraza? En Marrakech cada esquina es un pequeño museo de tapices en el que puedes encontrar la pieza que quieres llevarte para tu salón: kilims antiguos, alfombras bereberes de Beni Ouarain, Boucharaouit (tejidas con retales de materiales de todo tipo)… La oferta es desbordante e inabarcable (también para tu maleta) de modo que la opción sensata pasa por que te centres en los cojines. Igual de bonitos y más transportables. ¿El precio? Depende de tu dotes (o ganas) de regateo.Zoco

Jarrones, macetas, azulejos y platos, sobre todo muchos platos, cuelgan de los lugares más insospechados de cada tienda. Cuatro colores son los que componen la paleta tradicional de la cerámica marroquí: marrón, verde, amarillo y azul. De hecho es el color azul cobalto el más simbólico de la alfarería del país, donde destaca la ciudad de Fez como la región con mayor maestría en el trabajo del barro. Fuera del zoco, pero sin llegar a entrar al moderno barrio de Guèliz -donde están las tiendas que podríamos encontrar en cualquier otro lugar del mundo- destaca la selección de 33 Rue Majorelle, una pequeña boutique muy próxima a los imprescindibles Jardines de Majorelle.

Fondo

No todos los que deambulan están perdidos

Si hay algo más típico que las alfombras marroquíes son los sacos de cáñamo o esparto rebosantes de raras y variadas especias. Si quieres ir a lo más tradicional prueba el Ras el Hanout, la mezcla de especias que condimenta la mayoría de los platos de la exquisita cocina del país: jenjibre, cúrcuma, pimienta o cilantro son alguno de sus componentes, aunque es habitual que sea el propio tendero el que la elabore a su personal gusto. Si no quieres arriesgarte opta por el té de menta, bebida nacional que allí se toma con mucho azúcar. ¿Para comprarlas? La Plaza de las especias, otro pequeño centro neurálgico, más autentico incluso que Djemaa el Fna, y procura ir con tiempo para subir a Nomad, una de las terrazas con mejores vistas del lugar.

Deja una respuesta